Comunicación No Violenta

La comunicación no violenta es un método de comunicación intra e interpersonal, simple y estructurada, para facilitar las relaciones humanas y enriquecerlas con empatía.

Esta práctica fue desarrollada por el psicólogo norteamericano Marshall Rosenberg en la década del 60 y actualmente sirve de guía en la resolución de conflictos en más de 65 países, con buenos resultados. 

La CNV nos orienta para reestructurar nuestra forma de expresarnos y de escuchar a los demás.

En lugar de obedecer a reacciones habituales y automáticas, nuestras palabras se convierten en respuestas conscientes con una base firme en un registro de lo que percibimos, sentimos y deseamos.

Nos ayuda a expresarnos con sinceridad y claridad, al mismo tiempo que prestamos una atención respetuosa y empática a los demás.

En cualquier interacción, pasamos a tener en cuenta tanto nuestras necesidades más profundas como las ajenas.

Dado que la CNV reemplaza nuestras antiguas pautas de defensa, de huída y de ataque ante los juicios y las críticas de otras personas, empezamos a percibir a los demás y a nosotros mismos, así como a nuestras intenciones y relaciones bajo una nueva perspectiva.